Buscar en este blog

4 de noviembre de 2016

Orlando Jorge Mera " confiamos en rescatar la democracia, sino no la paz estara en juego"


Orlando Jorge Mera
 
Sobre la integración de la nueva Junta Central Electoral, Monseñor Nicanor Peña, presidente de la Confrencia del Episcopado Dominicano, lo dijo de manera simple pero magistral: “deben ser personas que no estén parcializadas con ningún partido político porque el veredicto que den sobre determinado problema estará contaminado.” (Hoy, 2 de noviembre de 2016).

Esa misma preocupación ha sido externada por las principales organizaciones empresariales y de la sociedad civil que recl...aman una JCE imparcial, cuya composición sea de personas que no tengan vínculos activos con los partidos políticos.

Ese fue justamente el criterio que el liderazgo político, encabezado por Peña Gómez, Bosch y Balaguer, luego de la crisis de 1994, se plasmó en el “Pacto por la Democracia”, en el que se seleccionó por consenso al Dr. César Estrella Sadhalá como presidente de la JCE, quien organizó las elecciones de 1996, totalmente incuestionables.

Estamos en un momento inédito en la vida nacional. Nunca antes un partido, como el PLD, había acumulado el poder político y económico que le ha permitido concentrar todos los poderes del Estado. Sin embargo, las irregularidades comprobadas durante el proceso electoral, y confirmadas por la OEA y otros organismos internacionales, nos colocan ante la imperiosa necesidad de impedir que el PLD vuelva a hacer un traje a su medida en la JCE.

Sería un error histórico participar en la conformación de la JCE que tenga representación de intereses partidarios. Esa es la cultura del reparto que tanto daño le ha hecho a la institucionalidad del país. Afortunadamente, la posición del PRM y del Bloque de Oposición ha sido muy clara en ese sentido.
Los integrantes de la nueva JCE deben ser personas idóneas, con prestigio y credibilidad, independientes. Esta es la oportunidad de hacer una regeneración ética. Si el PLD persiste en imponer una JCE que sea un traje a su medida, sobrevendrá la crisis.

La acumulación excesiva de poder por muchos años sin mayores controles viene acompañada de altos niveles de corrupción y de crisis política, como ya está sucediendo en América Latina. La popularidad de un presidente no es sinónimo de calidad democrática ni de elecciones íntegras ni de instituciones legítimas.http://elnacional.com.do/jce-imparcial/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PERIODISMO DOMINICANO
Idel Moro es Lic. Ramon Nuñez Moreta - Periodista. egresado UASD.