domingo, 6 de septiembre de 2009

UASD - Director Giovanni Matos Suberví Aclara Profesor Ramón Cocco No Tiene La Razón


UASD 2009

Una Aclaración Pertinente Sobre La Verdad En La
Escuela De Comunicación Social.


“...Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”…, dice el libro de Juan 8: 32, de la Biblia.

No acostumbro a tirar volantes, común en nuestra querida Universidad, pero en este momento creo oportuno hacer una aclaración sobre los resultados de las elecciones de los Coordinadores de Cátedra en la Escuela de Comunicación Social.

Como diría Martín Lutero: “Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más Tiempo se hace rodar, más grande se vuelve”

Que exactamente es lo que esta pasando con el profesor Ramón Cocco?

Quien haciéndose la víctima de su propia imaginación, intimando con la máxima de San Agustín que dice: “Una vez al año es lícito hacer locuras”, y tratando de enlodar la moral y honra de otros profesores, Como diría Sir Laurence Olivier, actor inglés: “En el fondo, actuar no es otra cosa que mentir, y actuar bien es mentir convincentemente”, o restableciendo la frase de Denis Diderot cuando dijo: “Hay hombres que se creen sabios, cuando su locura dormita”.

Resulta que las designaciones (elecciones) de las dos Cátedras que hay en la Escuela de Comunicación Social, se efectuaron en el mes de noviembre del 2008, ellas son: Redacción y Medios y Teoría e Investigación, en la primera participó el profesor Isidro de Los Santos; y en la segunda, los profesores César Amado Martínez y Ramón Cocco.
Dada la situación de que estas designaciones que es la palabra correcta, según el Instructivo de la Comisión Electoral de la UASD, se realizaron por primera vez con la participación de manera exclusiva solo de los profesores de la Cátedra, cuando antes en dicho proceso participaban todos los profesores de la Escuela;

Esto ocurrió en toda la Universidad por decisión de la Comisión Central Electoral de la UASD.

En la Escuela de Comunicación Social los profesores no estaban separados en listas distintas, según la cátedra, por lo que se procedió a indagar en OPAC y la Comisión Electoral sobre las listas que se usarían en el proceso de la Escuela, tomándose como soporte para hacer las listas, las asignaciones docentes que envía OPAC al final de cada semestre a todas las Escuelas de la Universidad, y en la que reposa la categoría de cada profesor.

Es importante destacar que en la designación de la Coordinación de Cátedra participan Profesores únicamente con la categoría de adscrito, adjunto y titulares.

En el Instructivo de la Comisión Electoral se había establecido que cada Escuela tenía que elaborar una lista por Cátedra con los nombres de los profesores calificados y su correspondiente categoría profesoral y señalando que corresponde a cada Escuela realizar la verificación final sobre la categoría del profesor dentro de la Cátedra que aspira a coordinador y sobre su condición de profesor activo en la misma.

El filósofo alemán, Friedrich Nietzsche a señalado que “Todas las verdades que se callan se vuelven venenosas”, que es lo realmente está haciendo Ramón Cocco, y quien no ha dicho la verdad de lo que sucedió, sino que se ha hecho el chivo loco para “mentir más de tres veces para que se convierta en verdad”, como diría Joseph Goebbels; o queriendo establecer la máxima de Terencio, cuando implantó que “Una mentira va pisándole los talones a la otra”.

Asimismo, el Instructivo de la Comisión Electoral de la UASD, dice en su numeral 4:

* “Cuando en la Cátedra haya varios aspirantes calificados que tengan la misma categoría profesoral, los miembros de dicha cátedra con calidad de electores, utilizarán el procedimiento que consideren apropiado para escoger el profesor a ser recomendado.

En caso de hacerlo mediante votación, la decisión se tomará por mayoría simple, y sólo se tendrán en cuenta los votos emitidos a favor de los aspirantes. Si hubiere un empate entre los dos aspirantes más votados, se hará una nueva votación con la participación sólo de ellos dos como aspirantes, y si persiste el empate, la selección de uno de los dos para ser recomendado se hará mediante sorteo”.

Ahora, en el proceso para elegir el coordinador de la Cátedra Teoría e Investigación, participaron como electores 22 profesores, de los cuales 11 votaron por el profesor César Amado Martínez; y 10 por el profesor Ramón Cocco, quien ha alegado que entre los profesores que votaron por el profesor César Amado Martínez, hay dos profesores que no tienen la categoría para ejercer el sufragio en esa Cátedra; esos profesores, según alega Cocco, son Félix Almonte y Santiago de la Cruz.

De manera pública y aguerrida, difamando e injuriando por doquier. Éste profesor la ha emprendido contra quien habla, así como contra los profesores César Amado Martínez, Félix Almonte y Santiago de la Cruz, pero lo que nunca ha dicho es que él también votó en la Cátedra Redacción y Medios, por el profesor Isidro de Los Santos (quien aspiraba a la misma) sin tener el derecho para hacerlo y que el propio Isidro de Los Santos, votó por Ramón Cocco en la Cátedra Teoría e Investigación, sin también tener el derecho para votar en la misma, situación que nunca Cocco ha citado y sólo se ha limitado a señalar a Félix Almonte y Santiago de la Cruz, y no a Isidro de Los Santos, porqué votó por él.
Cocco está tan obsesionado que sólo ve la paja en el ojo ajeno, no en el suyo.

Parecería que “el exceso de cólera, engendra la locura, impidiéndole ver la Realidad”, según ha dicho Epicuro.

Dado estos inconvenientes que han sucedido, el Consejo de la Escuela y el Consejo de la Facultad, decidió que las elecciones se hagan de nuevo, según el Instructivo Electoral, pero sólo con los profesores que realmente pertenezcan a la Cátedra y con la lista confirmada por OPAC.

Si analizamos de manera detallada y excluyendo los errores señalados, se podría llegar a la siguiente conclusión:
Si de los 11 votos que votaron por César Amado Martínez, restamos 2, serían 9; y si de los 10 que votaron por Ramón Cocco, le restamos 1, serían 9; o sea, que técnicamente hay un empate.

Ahora si se toma en cuenta la antigüedad en la Cátedra, el coordinador debería ser César Amado Martínez, quien es el coordinador en la actualidad. Pero también es bueno establecer que se debería llamar de nuevo a elecciones en la Cátedra de Redacción y Medios, debido a que las mismas fueron desnaturalizadas con el voto de Ramón Cocco, quien sin tener calidad para participar en la misma, votó.

Lo que se esconde detrás de la tragicomedia que tiene Ramón Cocco en la entrada de la Facultad de Humanidades, como diría Sir Laurence Olivier, actor inglés: “En el fondo, actuar no es otra cosa que mentir, y actuar bien es mentir convincentemente”, es que le sería difícil ganar las elecciones en la Cátedra, porque no tiene los votos suficientes, y por eso no quiere ir nuevamente a elecciones alegando que la posición la ganó.

Como se ha demostrado en el párrafo anterior, Ramón Cocco, no tiene la razón; como diría San Agustín: “Una vez al año es lícito hacer locuras.

Ramón Cocco, quiere ser coordinador de Cátedra violentando los reglamentos y el Estatuto de la UASD, sólo con la macabra idea de “meter” como profesores a la Escuela de Comunicación Social a algunos de sus acólitos, a propósito del llamado a concurso para nuevos profesores que tiene la Escuela.

Pretende que lo nombren sin cumplir con lo que establece el Instructivo de la Comisión Electoral de la Universidad, porque en su mente está ser candidato de nuevo a la dirección de la Escuela, cuando no acaba de entender que su tiempo pasó.

Lo que Ramón Cocco debe de hacer es volver a las aulas a cumplir con la misión por la cual se le paga en la Universidad, que es dar clases y no dejar a los estudiantes a la intemperie, como se encuentran en estos momentos.

Debe entender que para llegar a cualquier posición en la UASD, hay Reglamentos e Instructivos y que a nadie por el sólo hecho de hacer “una huelga de hambre” de 1:00 a 8:00 de la noche, de lunes aViernes se le de un puesto.
Si fuera así, entonces todo el mundo haría lo mismo para que le nombren Director, Decano, Secretario General de la UASD, Vicerrector y hasta Rector…. ¡Piense y vuelva a la realidad!, “Lo que más preocupa no es que hayas mentido, sino que de ahora en adelante, ya nadie podrá creer en usted”, diría Friedrich Nietzsche.-

Ramón Cocco, le solicito que vuelva a las aulas a cumplir con su trabajo, y que deje de perder el tiempo, para que después no haga otra de las que usted sabe: que le paguen, sin dar clases.

Para finalizar, por el momento….Porque hay más para la siguiente entrega, le dejo una frase del inolvidable Abraham Lincoln: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Prof. Giovanni Matos Suberví
Director Escuela de Comunicación Social.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El administrador se reserva el derecho de publicar los comentarios, por favor no use esta pagina para difamar ,insultar o decir malas palabras.